Una investigación realizada en Europa revela que la educación inclusiva conduce a una mayor inclusión social

INTERNACIONAL – abril 2019

La Agencia Europea para las Necesidades Educativas Especiales y la Inclusión Educativa publicó el informe «Pruebas de la relación entre la educación inclusiva y la inclusión social«, en el que revisa alrededor de 200 estudios y artículos en los que se aborda el vínculo entre el tipo de educación que han recibido las personas con discapacidad y su inclusión social. La bibliografía analizada en esta publicación examina el impacto de la educación inclusiva en los ámbitos de la educación, el empleo y la vida en comunidad.

Esta investigación concluye en que las personas con discapacidad que han sido incluidas en el sistema educativo regular tienen más posibilidades de obtener mejores resultados académicos y sociales, de acceder a la educación superior y a empleos no segregados, de lograr la independencia económica, de crear amistades y redes sociales y de alcanzar una vida autónoma que aquellas que han sido escolarizadas en centros segregados.

Desde la RREI celebramos esta publicación, en tanto demuestra que la exclusión escolar conduce a la exclusión social y ofrece a los/as responsables de formular las políticas educativas pruebas contundentes de la necesidad de transformar los sistemas educativos.

Puede acceder al informe en los siguientes enlaces:

Versión completa (solo disponible en inglés)

Versión resumida (disponible en español)

(122 Posts)