Perú: ONU alerta sobre la vulneración del derecho a la educación de las personas con discapacidad

PERÚ – 2016. Nota de prensa SDPD*.

Las más de 3,800 familias que formamos parte de la Sociedad Peruana de Síndrome de Down (SDPD) esperamos que el Ministerio de Educación (Minedu) cumpla con su mandato de “Garantizar derechos, asegurar servicios educativos de calidad y promover oportunidades (…) para que todos puedan alcanzar su potencial y contribuir al desarrollo de manera descentralizada, democrática, transparente y en función a resultados desde enfoques de equidad e interculturalidad”, como a la letra expresa la Ley General de Educación (2013) y como el Comité para los Derechos del Niño de la ONU recomienda enfáticamente al gobierno peruano (marzo 2016).

A nivel nacional, las cifras de acceso a la educación de la población con discapacidad son alarmantes:

0 a 3 años 9% asiste 91% no asiste
3 a 5 años: 37% asiste 62,8% no asiste
6 a 11 años: 63,1% asiste 36,9% no asiste
12 a 17 años: 50,8% asiste 49,2% no asiste
18 a 24 años: 13,9% asiste 85,9% no asiste

De acuerdo al Minedu, se tiene a 45 343 estudiantes con discapacidad matriculados en la Educación Básica Regular (EBR) a nivel nacional, y 18 906 en la educación básica especial, dando un total de 64 249 matriculados, pero la población de personas con discapacidad en edad escolar de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) es 160 000, por lo que habría 95 751 niños, niñas y adolescentes con discapacidad en sus casas. Los Programas de estimulación temprana para niños de 0 a 3 años apenas llegan a 62 en todo el país, lo que explica la alarmante cifra de inasistencia.

No hay forma que los casi 100 000 niños y niñas que permanecen en sus casas entren en los 426 Centros de Educación Básica Especial (CEBE) que existen a nivel nacional. La única manera de poder cumplir con el derecho a la educación es abriendo las puerta de todos los colegios para que todos los niños estudien juntos. Esto requiere, como dice el presidente electo, una revolución social y una clara determinación política de terminar con la discriminación, pues la única razón para mantener dos sistemas segregados es la condición de discapacidad de las personas. El compromiso del plan de gobierno de PPK es que al 2021, 80% de las escuelas en el país sean inclusivas.

La educación es un derecho y una necesidad para la inclusión social y el desarrollo de las personas con discapacidad y sus familias, para que puedan ejercer plenamente su ciudadanía, ser productivos, poder trabajar. Fortalecer la educación inclusiva como modelo pedagógico que responde a las necesidades y formas de aprendizaje de todos los estudiantes, y abrir las aulas de todos los colegios a todos los estudiantes, es la única forma de garantizar el derecho a la educación.

*Con ediciones menores de estilo.

Acceda al informe del Comité sobre los Derechos del Niño haciendo clic en el siguiente enlace: Recomendaciones a Perú 2016

Nota relacionada: acá.

(92 Posts)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *